Revista

Conoce un poco más sobre “el drenaje linfático” en tu proceso post operatorio

No es más que una técnica que consiste en emplear masajes suaves sobre diferentes zonas del cuerpo con el objetivo de mejorar la circulación de la linfa y el sistema linfático.

drenaje linfatico publisitetk

Por: La voz del tuy

Este sistema se encarga de transportar los desechos de las células hasta la sangre, que posteriormente se llevarán hasta el sistema excretor para eliminarlos.

Por ende, debemos tener un buen sistema linfático para que así éste tenga la capacidad de regenerar tejidos, drenar líquidos, filtrar sustancias extrañas y lo más importante desintoxicar.

Ahora bien, ¿por qué es importante realizar un drenaje linfático después de cualquier intervención quirúrgica, pero sobretodo en postoperatorios estéticos?

Como bien sabemos, las intervenciones quirúrgicas producen inflamación, a su vez la inflamación produce dolor, edemas, entre otros síntomas, pero todo esto es producto de la regeneración o curación del cuerpo, se dice que intervenciones quirúrgicas interrumpen el paso normal de la linfa y es allí cuando comienza la retención de líquidos, es por ello que es muy importante realizar en primera instancia los drenajes linfáticos para que la cirugía tenga una buena evolución.

La importancia del drenaje linfático en las cirugías.

Como les menciono anteriormente es necesario realizar tus drenajes para tener una buena evolución de la cirugía ya que el objetivo principal es que el masaje favorezca el correcto funcionamiento del sistema linfático, eliminando el edema, los moretones ayudando a la cicatrización y evitando la aparición de fibrosis.

Conoce las indicaciones y beneficios.

Tras cualquier tipo de cirugía, el drenaje linfático post-quirúrgico está indicado para lograr los siguientes objetivos y beneficios.

 Disminuir el dolor y la inflamación
 Eliminar los restos de medicación, anestesia y suero utilizados durante la intervención.

 Favorecer la regeneración de los capilares y vasos linfáticos dañados tras la intervención.
 Disminuir las molestias y proporcionar bienestar tras la intervención.
 Disminuir la duración del período postoperatorio.
 Acelerar la reabsorción de edema y equimosis.
 Mejorar el estado de la piel y favorecer la retracción de la misma.

¡Gracias por leerme!
Yorgelis López
Fisioterapeuta.